V

CONTÁCTANOS

¿Comentarios?
¿Sugerencias?
¿Quieres que cubramos tu evento?
¿Quieres anunciarte en Duranyork?

Oficina: (618) 130 26 73

Cel: (618) 165 85 12 - (618) 157 53 16

CALLE PEREYRA #601, ESQ. CON LAUREANO RONCAL

COL. CENTRO, C.P. 34000 DURANGO, DGO. MÉXICO

administracion@duranyork.mx

ventas@duranyork.mx

Anthinea Zamarripa

Anthinea Zamarripa

Mujer comprometida con su trabajo y su hermosa familia. Nos habla de su trayectoria profesional en el mundo del maquillaje y el estilismo.


¿Cómo logra Marcela ser doctora, empresaria, mamá y esposa?

Mí prioridad está muy establecida, no hay partido de fut o básquet de mis hijos que yo me pierda. Mi esposo y yo somos un excelente equipo y nos complementamos, hemos logrado organizarnos durante estos 11 años de excelente manera tanto en agendas, trabajo y tiempos, para hacer un balance en nuestras vidas.


¿Cómo es un día común en la vida de Anthinea?

Mi día comienza muy temprano, es despertar agradeciendo a Dios por un día más,  llevar a mi hija a la escuela para después llegar a casa a desayunar con mi marido. Posterior a esto sigo con mi rutina en Jan Marze. 

Me gusta mucho mi trabajo,  disfruto y amo lo que hago durante todo el día, todos los días.


¿Cuántos años tienes dedicándote al mundo de la belleza, maquillaje y estilismo?

Comencé como recepcionista hace aproximadamente 25 años en un salón de belleza, y ahí, viendo el trabajo que hacían, nació mi gusto por el estilismo cuando estaba estudiando los primeros semestres de la carrera en derecho.


No te voy a negar que tuve mucho miedo a equivocarme, pero considero que la vida te regresa todo aquello que hagas con el corazón, y pues mira aquí seguimos después de 6 años.

 

Esa sonrisa tan característica de Anthinea, ¿es parte de su éxito y estrategia de venta?

Yo creo que cuando nací no lloré, al contrario me reí. La mayor parte del tiempo estoy riendo, veo lo positivo a todo, hasta en lo malo que me sucede. 


Es para mí un halago que me consideren una mujer exitosa, pero al disfrutar lo que hago se convierte en mi éxito personal de cada día.

¿Qué papel representa tu familia dentro de tu profesión?

Mi familia es fundamental, es la base y el cimiento que forja mi vida. Tanto mi familia de origen como la familia que he formado con mi esposo Alejandro y mis hijos Sebastián y Anthinea que complementan mi razón de ser. 


¿Va de la mano la belleza interior y física?

Si, totalmente. Es un hecho que como te sientes te ves y viceversa.  Resulta que lo de adentro es lo que hace brillar lo de afuera, aunque el espejo es el mejor consejero.



¿Dejas que tus clientes se hagan lo que quieran, o les sugieres otras alternativas?

La decisión final siempre la toman ellos, yo trato de mostrarles el camino y asesorarlos, ya que es muy gratificante el poder ayudar a las personas a verse más atractivas para ellas mismas y por ende sentirse mejor.


¿Qué se siente que te busquen para cubrir algún evento en otra ciudad?

Es gratificante saber que te eligen porque te tienen la confianza para su día especial. Saber que dejan en mis manos y en las de todo mi equipo a su familia y a sus invitados, es algo que no tiene precio.

 

Detrás de cada cliente hay una historia, ¿Tienes alguna bonita experiencia, palabras de agradecimiento que no olvidas?

Considero que todas las bendiciones que me desean me llegan, y es recíproco, tengo muchas historias pero lo más enriquecedor es la cantidad de personas tanto hombres como mujeres que he conocido a lo largo de estos años, son parte de mi vida y les tengo mucho cariño, gracias a ellos Jan Marze sigue para largo.



¿Qué planes tienes para Jan Marze?

Vienen muchos planes y propuestas nuevas para todos nuestros clientes, capacitaciones para el equipo para poder hacer cosas nuevas con todos ustedes. Pero pronto las conocerán.


¿Cuál ha sido el mayor reto que has tenido en el mundo de la belleza?

El reto más grande que he vivido en el estilismo es la certificación en color, creo que estaba más nerviosa que cuando presente mi examen profesional.



Ahora que estas de aniversario, que le puedes decir a todas las personas que te han acompañado en este recorrido.

Mi agradecimiento permanente a Dios y a mis clientes por permitirme ser parte de su diario caminar y por confiar en las manos de todos los que formamos parte de Jan Marze. 


Tengo un equipo maravilloso que me apoya, que conoce a cada cliente, gracias a ellos, a su entrega y capacitación constante es lo que respalda el trabajo de esta casa, su salón.


Y a los que aun no nos conocen vengan y vivan la experiencia de tener un día especial en Jan Marze.